Pueden aparecer de repente y causar una gran preocupación en los pacientes. Los pequeños bultos en las encías, además de ser molestos, pueden provocar irritación y dolor. Sin embargo, lo peor para quienes los sufren es la inquietud de no saber de qué se trata.

En la mayoría de los casos, estas lesiones son benignas. Los bultos en las encías no suelen suponer un problema grave de salud, pero siempre es aconsejable acudir al dentista para una exploración. Lo más probable es que se trate de un fibroma o una fístula. En este artículo, desde nuestra clínica dental en Argés te explicamos qué son este tipo de pequeños bultos.

Bultos en las encías

Fibroma

Es un bulto duro, generalmente redondo, que aparece en una zona blanda de la boca. El fibroma suele producirse en la encía, pero también puede presentarse en la lengua, los labios o cualquier otra parte de la cavidad oral que sufra una irritación constante. Por ejemplo, allí donde roza una prótesis dental mal colocada o en el caso de las personas que tienen el hábito de morderse frecuentemente el labio.

El fibroma no suele ocasionar demasiadas molestias, siempre que no se toque. Es una afección benigna que no necesita el uso de antibióticos, ya que no se debe a un proceso infeccioso. El tratamiento que recomendamos habitualmente para curar el fibroma suele ser su extirpación y limpieza.

Fístula

Una fístula es una abertura en la encía por la que supura pus, señal inequívoca de que en este caso sí que existe una infección y que, por lo tanto, es necesaria la administración de un antibiótico.

El bulto en las encías producido por la fístula puede deberse a varias causas:

  • Dientes con caries. El absceso en el interior del diente provoca la acumulación de bacterias en la raíz y acaba inflamando la encía. Es un tipo de fístula que viene acompañado de un dolor considerable en el diente afectado.
  • Una mala endodoncia. Cuando antes de la realización de una endodoncia no se eliminan todas las bacterias existentes, puede originarse una infección que acabe produciendo una fístula.
  • Erupción de las muelas del juicio. Puede suceder que la nueva pieza dental que intenta salir esté mal posicionada, lo que puede originar una infección y dolor. Para evitarlo, si notas un bulto en la encía cerca de las muelas del juicio, es conveniente que acudas al dentista lo antes posible.

Ya se trate de un fibroma o de una fístula, no solo es importante eliminar el bulto en las encías, sino también solucionar la causa que lo ha originado. Dependiendo del caso, esto puede suponer la extracción de las muelas del juicio, llevar a cabo una reendodoncia o realizar una prótesis nueva.

Si notas un bulto en la encía, en nuestras clínicas dentales de Toledo y Argés te sacaremos de dudas y solucionaremos tu problema. Puedes llamarnos a los teléfonos 925 21 37 44 / 925 29 37 25) o contactar con nosotros a través de nuestra web.

Leave a Reply

Call Now Button