Los implantes dentales y las prótesis fijas sobre implantes son dos de los tratamientos más seguros, eficaces, duraderos y estéticos para reponer los dientes perdidos y rehabilitar la boca. De hecho, su tasa de éxito se encuentra en torno al 98% de los casos. Sin embargo, en algunas ocasiones, y especialmente debido a la falta de cuidados después del tratamiento, el paciente puede experimentar algunos problemas relacionados con los implantes. Es el caso de la periimplantitis.

¿Sabes en qué consiste esta patología? En este artículo, desde nuestra clínica dental en Argés, te explicamos qué es, cuáles son sus principales síntomas y cómo podemos prevenirla.

¿Qué es la periimplantitis?

La periimplantitis es una de las enfermedades periimplantarias, muy similares a las periodontales, pero que, en vez de afectar a los dientes naturales, lo hacen a los implantes dentales.

Generalmente, esta patología aparece y se desarrolla como consecuencia de una higiene bucodental deficiente. Es decir, por la acumulación de placa bacteriana y sarro en los tejidos que rodean a un implante.

Además de la inflamación de las mucosas que lo rodean, la periimplantitis también destruye progresivamente el hueso que da soporte al implante. Por ello, es importante detectarla y tratarla a tiempo. En casos graves, esta enfermedad bucodental puede provocar el fracaso del tratamiento y la pérdida del implante.

Síntomas más frecuentes de esta patología

Los principales síntomas de la periimplantitis que debemos tener en cuenta son, por una parte, la inflamación, el sangrado y la supuración en las encías. Por el otro, la recesión de los tejidos gingivales y la pérdida de hueso.

¿Cómo podemos prevenir la periimplantitis?

Existen diversos factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de sufrir esta patología. Principalmente, debemos tener en cuenta la higiene bucodental deficiente, los antecedentes de periodontitis y el tabaquismo.

En este sentido, para prevenir la acumulación de placa bacteriana, es fundamental mantener una rutina de higiene exhaustiva. No solo cepillando los dientes, sino limpiando los espacios interdentales con hilo o cepillos interproximales. En segundo lugar, el paciente debe realizarse, como mínimo, una higiene dental profesional cada año y, en todo caso, acudir a los controles periodontales pautados por su periodoncista. Por último, las revisiones periódicas nos permiten prevenir, detectar y tratar a tiempo esta y cualquier otra enfermedad bucodental.

En ZM Centro de Odontología Avanzada somos expertos en tratamientos con implantes dentales, en periodoncia y en rehabilitación oral. El Dr. Andrés Zorzet, con una amplia formación y experiencia en cuanto a implantología oral, te asesorará y te realizará el tratamiento idóneo para que recuperes la estética de tu sonrisa y la funcionalidad completa de la boca.

Call Now Button