fbpx

Procurar que los niños adquieran hábitos bucodentales saludables es primordial para que luzcan una sonrisa sana durante el resto de su vida. Es necesario enseñarles durante su infancia la relevancia de la limpieza y el cuidado de los dientes de una forma amena y divertida.

El cepillado dental

Tan pronto como erupcione el primer diente, se debe comenzar con el cepillado dental. Es recomendable elegir un cepillo de dureza suave, de tamaño adecuado para sus manos y con cabezal pequeño. Para limpiar las áreas entre los dientes se deben utilizar también cepillos interdentales. La duración del cepillado debe ser de, mínimo, dos minutos. Colocar un reloj de arena en el baño para que ellos mismos puedan contabilizar el tiempo hará que les resulte más entretenido.

Alimentación

Los productos más beneficiosos para su salud oral son las frutas, las verduras y los lácteos, ya que protegen los dientes y encías. Por otro lado, los dulces, las bebidas carbonatadas y las salsas contienen un alto índice glucémico, por lo que su ingesta de debe ser ocasional.

Haz que se involucren en la creación del menú semanal y en la elaboración de las recetas, así sentirán una mayor motivación por seguir una dieta saludable para su dentición.

Visitas al dentista

Acudir a la consulta del odontólogo debe ser algo habitual y agradable para los niños. Se recomienda que las revisiones orales comiencen a los 5 años, cuando se produce el crecimiento de los primeros dientes definitivos. Es aconsejable acudir a centros expertos en el cuidado dental infantil y el trato con los más pequeños, para que les presten la mejor atención y hagan de sus visitas a consulta una actividad amena para ellos.

Juegos y actividades

Relacionar el cuidado dental con un juego para los niños les ayudará a adquirir hábitos saludables de una forma entretenida a la vez que didáctica. Colorear piezas dentales, leer cuentos del Ratoncito Pérez y el Hada de los dientes o realizar actividades originales les servirá de motivación y aprendizaje.

Call Now Button