Si sufres nerviosismo y ansiedad en tu día a día, debes saber que es hora de adquirir buenos hábitos que te ayuden a dejar a un lado esos pensamientos y sensaciones negativas.

El estrés también puede afectar a tu sonrisa y, por eso, desde Centro de Odontología Avanzada ZM te explicamos cómo puede repercutir en tu salud oral y qué hacer para remediarlo. ¡Empieza a tomar nota!

Bruxismo

¿Alguna vez has apretado o rechinado los dientes de manera inconsciente, especialmente en situaciones de mucha presión?

Pues debes saber que tiene graves efectos en la sonrisa, como el desgaste de la superficie dentaria y dolor muscular en la zona de la articulación temporomandibular.

Si notas molestia en esta zona, acude a nuestras clínicas dentales en Toledo y Argés para que evaluemos tu caso y la necesidad de una férula de descarga. ¡Minimiza el estrés!

Herpes labial

Aunque se trata de una patología infectocontagiosa, tras el contagio inicial el virus suele quedarse alojado y liberarse bajo situaciones de estrés, por lo que aumenta la probabilidad de que una persona que lo padezca pueda manifestarlo mediante una lesión recurrente en los labios.

Si es tu caso, ve a la farmacia para frenar su evolución y evitar un posible contagio.

Enfermedad periodontal

¿Sabías que diversos estudios han demostrado una estrecha relación entre los niveles de estrés y la aparición de patologías en las encías?

Si presentas enfermedad periodontal, ¡visítanos cuanto antes y no olvides realizarte revisiones periódicas para disfrutar de una sonrisa sana!

Aftas

Aunque muchas teorías indiquen que la aparición de las aftas está relacionada con un déficit vitamínico, también podemos vincularlo indirectamente con el estrés, ya que en estas situaciones solemos olvidar la importancia de la alimentación y descuidamos la ingesta de productos sanos y equilibrados.

Si padeces de aftas, cuida tu alimentación y asegúrate de consumir las vitaminas necesarias en épocas de estrés, ¡sea mediante suplementación o aumentando el consumo de frutas y verduras!

En definitiva, si quieres que la vuelta a la rutina no pase factura a tus dientes y encías, tómate en serio nuestros consejos y libérate del estrés. ¡Tu sonrisa y tú podéis con todo!

Leave a Reply