No es extraño que, en una época de festejos como es la navideña, tengamos mayor dificultad para mantener los buenos hábitos que favorecen el cuidado de nuestra boca o que, incluso, aparezcan otros que puedan llegar a comprometer nuestra salud bucodental.

Desde nuestra clínica dental en Toledo, nos hemos propuesto elaborar un manual rápido de cuestiones que tener en cuenta para disfrutar de estas fiestas navideñas sin dañar nuestra salud oral.

No descuides el cepillado

Es muy habitual que las comidas y cenas propias de estas fiestas se realicen fuera de casa. Además, las extensas sobremesas durante estas celebraciones pueden hacer que el tiempo entre la ingesta de alimentos y el cepillado se dilate en exceso. Para evitarlo, te recomendamos llevar siempre contigo un pequeño kit de limpieza, formado por un cepillo de dientes, pasta dentífrica y seda dental: recuerda que un correcto cepillado después de cada comida es fundamental para eliminar la placa bacteriana.

Restringe el consumo de azúcares

Sin duda este es el principal caballo de batalla con el que nos topamos durante las fiestas. Los turrones, el alcohol, los dulces y los refrescos son los protagonistas de la mesa en Navidad. Si bien su consumo ocasional está permitido, debemos tener en cuenta que la ingesta de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares favorece la creación de la placa bacteriana, una película pegajosa que recubre las piezas dentales y que puede llegar a dañar nuestra dentición. La aparición de caries, la inflamación de las encías o la descalificación y el desgaste del esmalte por el consumo de este tipo de alimentos son algunos de los posibles efectos adversos.

Evitar el tabaco

El tabaco es siempre, sin excepción, un gran enemigo de nuestra salud bucodental. Es el causante de un envejecimiento prematuro de los tejidos blandos, ya que imposibilita su oxigenación. Asimismo, causa deterioro en el esmalte, puede ocasionar enfermedad periodontal y produce mal aliento. En las fiestas navideñas, los fumadores sociales suelen incrementar el consumo de tabaco. Por eso, no debemos descuidar esta circunstancia y, sin embargo, sí vigilar la cantidad de cigarrillos, optando, a ser posible, por la erradicación total del consumo.

Consulta con tu odontólogo en Toledo

Si bien la visita con el dentista está recomendada cada seis meses, la Navidad puede suponer justamente una época ideal para pedir cita con nuestro odontólogo. Conviene recordar que, ante cualquier molestia y ante cualquier duda con respecto a los hábitos de higiene bucodental, nuestro dentista va a ser la única persona que pueda asesorarnos con rigor y de manera totalmente personalizada.

Leave a Reply

Call Now Button