Además de un evidente problema estético, la mordida abierta es un trastorno de maloclusión que conlleva graves consecuencias para la salud oral si no es tratada como necesita.

Desde nuestra clínica dental en Toledo, te contamos cómo corregir este problema y recuperar la salud y apariencia de tu sonrisa.

Tratamientos para la mordida abierta en Toledo

Alteraciones en el habla, dificultades para comer y masticar y hasta problemas respiratorios son algunas de las complicaciones asociadas a la mordida abierta. Para evitarlos, el tratamiento dependerá de la edad del paciente y del grado de gravedad que presente su patología.

La mayoría de las veces, durante la infancia, resulta posible corregir la mordida abierta con ortodoncia interceptiva y sin cirugía. Es ideal que la intervención sea temprana y los aparatos interceptivos o funcionales se coloquen cuando el desarrollo facial todavía no ha concluido, ya que, así, se obtienen las mejores respuestas al tratamiento.

Sin embargo, en los casos de mayor gravedad, en los que la ortodoncia resulta insuficiente, se hará necesario recurrir a la cirugía ortognática. Con ella se modifica el tamaño y posición de la mandíbula y el maxilar.

No obstante, por la complejidad que conlleva la realización de este tipo de tratamientos y lo específico de cada caso, siempre que el paciente presente un problema de mordida abierta es absolutamente imprescindible que pida cita con su dentista en Toledo para evaluar su situación de manera personalizada. Será el odontólogo quien asesore para decidir si el mejor tratamiento es la ortodoncia, la cirugía o una solución combinada de ambas.

En cuestiones de salud oral, no te la juegues: pide cita con tu dentista en Toledo y disfruta sin compromiso de una valoración completa de tu estado de salud bucodental. En ZM Centro de Odontología Avanzada estaremos encantados de atenderte y brindarte la solución más adecuada según tu caso.

Leave a Reply

Call Now Button